CATALOGANDO A LOUIS GOSSETT, JR. PARTE III: AS GIDEON OLIVER (EL SALARIO DEL DIABLO/OSCURO PARAÍSO)

Me resistía a dejar a medias la parte de este especial sobre Louis Gossett, Jr. dedicada a la serie Gideon Oliver; prescindiendo de dos de las entregas de la misma. Si tres de ellas estaban editadas, ¿por qué no iban a estarlo las dos restantes? Imbuido por el espíritu inquieto de un arqueólogo analógico, pero sobretodo por la fuerza de la calva del personaje de Gideon Oliver; sin gorro por culpa del calor del verano, definí con más precisión mi búsqueda. Hasta la fecha, había encontrado los tres títulos analizados sin muchos problemas, teniendo en cuenta que sus títulos originales no diferían prácticamente en nada del original de distribución en nuestro país. Pero si por algo se caracteriza la traducción de títulos provenientes de cualquier lugar fuera de nuestras fronteras, es sin lugar a duda, el de elegir aleatoriamente en algunas ocasiones y también la obvia explicación de la trama; llegando a extremos como desvelar giros inesperados de la trama. De esta manera, combinando los títulos originales con el nombre de nuestro querido protagonista y las posibles traducciones al castellanocon una pizca de suerte, y agitando el cocktail, los buscadores me han dado la oportunidad de completar esta serie. Serie que supone para mi paladar una gran sorpresa y un total deleite. Como muestra de la calidad de este producto es la edición americana ll Brilliant but canceled, que recoge captítulos de algunas “brillantes” series sobre crímenes pero que fueron canceladas por diferentes motivos y antes de tiempo.
Gracias a Gideon y a mis contactos en la red, he podido recuperar el primer capítulo de la serie El salario del Diablo (Sleep Well, Professor Oliver, 1989) y Oscuro Paraíso (By the Rivers of Babylon). Como podéis comprobar, las traducciones de los títulos originales son canela en rama.

Es hora de catalogarlos.

El salario del Diablo (emitido el 20 de febrero de 1989) dirigido por John Patterson.

El salario del Diablo es el capítulo piloto de la serie y un excelente telefilme que combina elementos de drama policíaco y de investigación con otros de thriller de misterio con tintes de terror satánico. Ante todo, esta cinta nos presenta quién es Gideon Oliver, su entorno Sleep well Professor Oliverlaboral y familiar y cuáles son sus preocupaciones y obsesiones. Toda la trama se desarrolla en un Manhattan donde el frío obliga a Gideon a llevar levitas de piel, jerseys de cuello alto, guantes y por supuesto su característica gorra de los Yankees. Mucho más que en otros capítulos, le vemos dando clase en la universidad de Antropología a cientos de alumnos y compartiendo momentos con su hija, un personaje que aparece principalmente en los episodios donde Gideon juega en casa.
La serie comienza fuerte con este capítulo: una periodista de investigación es asesinada en plena calle por un zumbado interpretado ni más ni menos que por Tom Sizemore. La periodista resulta haber sido en el pasado algo más que una amiga de Gideon. Por lo tanto la investigación del detective John Quinn, que interpreta Michael Rooker, le lleva hasta Louis Gossett, Jr. A partir de aquí Gideon, que esconde en su interior un detective frustado se introducirá en un siniestro mundo que incluye ritos satánicos, tráfico de material pornográfico pedófilo y asesinatos rituales, todo orquestado por un criptogrupo o secta que por momentos deja entrever movimientos conspiratorios que parecen remontar su origen en personajes como Charlie Manson e incluso David Richard Berkowitz, más conocido como el “Asesino del calibre 44” o el “Hijo de Sam”.
Mientras conocemos a Gideon, junto a su incontestable astucia y su antropológica curiosidad nos adentramos en un horrible submundo que la excelente realización plasma en un par de secuencias que se acercan al mejor cine de terror con obras como La semilla del CombinadoDiablo (Roman Polanski, 1968) o La profecía (Richard Donner, 1976). Pero aquí, como en la vida real, el mal no viene del diablo, sino de los hombres y de sus retorcidos y siniestros planes. El horror por tanto parte de la total frialdad e impunidad con la que el grupo liderado por Anthony LaPlagia ejecuta a sus víctimas y utiliza a inofensivos e indefensos niños para conseguir sus fines tanto lucrativos como “espirituales”. Por desgracia, el final está orquestado con un despliegue pirotécnico donde la puesta en escena satánica, con un Gideon mostrando sus conocimientos en artes marciales, desemboca en el típico y tópico desenlace de filme de acción.
Gideon vence al malo, aparentemente. La última secuencia nos muestra al asesino despidiéndose de nuestro protagonista mientras la policía se lo lleva esposado: “Felices sueños, profesor Oliver”. Louis Gossett se queda desconcertado, sabe que a partir de ese momento, el mal le perseguirá en sus peores pesadillas.

Oscuro paraíso (emitido el 24 de abril de 1989) dirigido por George Mendeluk.

En el cuarto episodio de la serie la acción se sitúa de nuevo en una pequeña isla, en esta ocasión del Caribe. Al igual que su predecesora en la saga, El último vuelo a Coramaya, Gideon se sumerge en el calor tropical vestido con camisas de flores o militares y pantalones blancos de lino. La paz que disfruta Gideon, mojito en mano, en los descansos de la Conferencia Pedagógica Internacional en la que participa como conferenciante se ve rota con una serie de incidentes provocados por un grupo rebelde antisistema. Los problemas persiguen a Gideon, y éste cuando los huele no puede evitar acercarse: así que la fiesta está servida. Especulación inmobiliaria, corrupción política, secuestros, asesinatos, y tráfico de drogas con conexiones en Nueva York se mezclan en las siempre complejas tramas de la serie. El espíritu antropológico de Gideon se despierta de nuevo por la ancestral raza indígena de la isla pero sobre todo por el personaje de Tiberius, un ser inocente y angelical que desconcierta por su ingenuidad naïf.

Paraiso explosivoEl salario del Diablo

Algo de chispa se pierde habitualmente cuando Gideon abandona Manhattan, las tramas a pesar de ser interesantes desubican un tanto a Gideon que se convierte en un hombre de acción más que nunca. Podemos decir que esta entrega junto a El último vuelo a Coramaya son las dos cintas más flojas de la serie. Curiosamente en este capítulo se trabaja un aspecto que habitualmente se deja de lado y que en este toma cierto protagonismo: Louis Gossett es un seductor. A medida que avanza la trama y sus reuniones con la cónsul norteamericana, una agradable negra de mediana edad, entre ellos se va desarrollando una cierta atracción. Cuando por fin tienen algo parecido a “una cita”, esta se va al traste. Otra vez Gideon se queda a las puertas del amor. A la próxima irá la vencida.

About Descatalogado

Miguel Arjona es Descatalogado y muchas más cosas. Además de su empeño por catalogar cine olvidado en viejas cintas de vhs, Miguel es guionista, realizador, crítico de cine y profesor de cine en FX ANIMATION Barcelona 3D & Film School. Después de estudiar una carrera universitaria que no tiene nada que ver con el mundo del arte, enfermería, decidió adentrarse en el séptimo arte y estudiar cine. Un año en el IDEP y luego dos más en el CECC, en las que estudió guion y dirección. Después de escribir y dirigir varios cortos en 2005, Miguel tuvo la oportunidad de ser director de ESTUDIODECINE, un cargo que ha ocupado durante diez años. Desde entonces, compagina su trabajo en el mundo de la docencia con la producción de varios largometrajes (Párking, La Manada), la escritura de guiones y la realización de cortometrajes y videoclips.
This entry was posted in Especial actores de culto, Telefilm and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s