BUENA LUNA, CRIATURAS DE LA NOCHE

La increíblemente extraña película que dejó de  considerarse una serie Z para convertirse en una película de culto

“Buena luna, criaturas de la noche. Bienvenidos a vuestra noche fantástica ¡bienvenidos a Noche de Lobos!”

Con esta frase nos recibía cada domingo por la noche Joan Lluis Goas, presentador del programa Noche de Lobos que se emitió a principios de los noventa en Antena 3.  Tras esa frase y una breve introducción, el que fuera director del Festival de Cine Fantástico de Sitges nos sorprendía y deleitaba con un nuevo largometraje de género fantástico. El fin de semana terminaba y quedaban pocas horas para volver a la rutina del colegio, pero allí estaba yo delante del televisor, mando del vídeo en mano para grabar mi nuevo descubrimiento.

 

Re-animator (Stuart Gordon 1985), Society (Brian Yuzna, 1989),  Halloween II (Rick Rosenthal, 1981) , Posesión infernal (Eivil dead, Sam Raimi, 1982), películas de la productoras británicas HammerAmicus, Phantasma (Phantasm, Don Coscarelli, 1979), Ténebre (Tenebrae, Dario Argento, 1982)..y así hasta tres años de agradables sorpresas, grandes películas, títulos inolvidables, alguna que otra mala película,  y el descubrimiento de diferentes estilos, directores, géneros, subgéneros. Pero un día proyectaron Extrañas criaturas (The incredible strange creatures who stopped living and bécame mixed-up zombies!!?, Ray Dennis Steckler, 1964).

Extrañas criaturasY mis ojos no daban crédito a lo que acababan de ver. Si el título era extraño la película lo era igual o más. Su argumento, un tanto disparatado es algo así: Jerry, su novia Angie y un amigo de Jerry van a pasar la tarde en un parque de atracciones junto al mar. Una vez allí  deciden entrar en el puesto de Madame Estrella, una adivina gitana que le predice un negro futuro a Jerry. Después de esa mala experiencia y tras enfadarse con Angie, Jerry se queda solo en el parque para ver la actuación de  Carmelita, una exótica bailarina gitana de la que se ha quedado prendado. Después lo invitan a visitarla a su camerino y ahí es cuando será víctima de una sesión de  hipnosis por parte de Madame Estrella, hermana de Carmelita. A partir de ahí Jerry será utilizado para los diabólicos fines de Madame Estrella, quien tiene bajo su poder a una manada de zombies encerrados en una mazmorra, zombies transformados por ella misma mediante un ácido que vierte en su rostros.

Ambiente circense, un enano con rostro de troll, una gitana con una verruga postiza que ve el futuro en una bola de cristal, zombies que realmente parecen mutaciones entre animales  y hombres,  un protagonista que se parece  a Nicholas Cage, actores de tercera, interpretaciones exageradas, crímenes que intentan imitar la secuencia de la ducha de Psicosis, secuencias oníricas, apenas tres o cuatro decorados, planos robados de exteriores de un parque de atracciones…

Pero lo que realmente convierte esta película en extraña es que tratándose de una película que apenas llega a la hora y diez minutos de duración, en ella hay hasta ¡diez números musicales! Estos suceden en diferentes escenarios, siempre con público y responden a diferentes estilos musicales: bailarinas con plumas, solistas melódicas, baladas con guitarra, strippers, etc. De estas actuaciones únicamente dos de ellas tienen como protagonistas a  personajes que intervienen en la trama y el orden no responde a ningún criterio. Esta estrategia está llevada al límite cuando en pleno clímax de la película vemos un número musical.

 

¿Una película de terror con fugas al musical? o ¿un programa de variedades con elementos de terror?

En aquel momento me quedé totalmente desconcertado con la propuesta y hasta tuve dudas de la elección dentro de un programa como Noche de Lobos, con doce años enfrentarse a una propuesta así no es algo habitual. Creo recordar que la volví a ver una vez más pero seguía sin entender que es lo que estaba viendo, hasta que llegué a la conclusión de que era un bodrio.

Pasados unos pocos años y tras descubrir a autores como Lucio Fulci y obras suyas como El más allá (..ei tu vivrai nel terrore! L´aldilà, 1982), descubrir películas como Rabia (Rabid, David Cronenberg, 1977), La última casa  a la izquierda (Last house on the left, Wes Craven 1972), subgéneros como el giallo, el cine de Ed Wood y rarezas similares, Extrañas criaturas volvió a mi mente con más fuerza que nunca para acabar de expresar la idea que llevaba tiempo gestando, y es que hay películas que a pesar de su imperfección, de su irregular trama y disparatado argumento e incluso deficiencias tanto técnicas como artísticas consiguen llenar un vacío y satisfacer mi apetito cinéfilo. Volví a verla y se convirtió para mí en una delicatesen.

Reconozco que siento adoración por esta película.

En Extrañas criaturas encontramos ecos de Vértigo. De entre los muertos (Alfred Hictchock, 1958),  desde un vago elemento de la trama: un hombre que es utilizado por una mujer para conseguir un fin posterior, así como la representación simbólica de esta manipulación en la forma de la espiral. En Vértigo la espiral la representan el recogido del cabello y el ramo de flores de Madeleine, aparece en el gran árbol que representa la vida eterna,  y forma parte de la pesadilla que sufre el personaje de James Stewart. En Exrañas criaturas la espiral es un vehículo que abduce y convierte al personaje de Jerry en otro ser, en un autómata que deja de ser libre para convertirse en un asesino.

Espiral cash flaggBola de cristal

Cash flaggAnother Cash Flagg

Un hombre con una personalidad desdoblada al igual que el Norman Bates  de Psicosis (Psycho, 1960), otra obra de Hitchcok de gran influencia. Pero la secuencia de Extrañas criaturas que más recuerda a Vértigo es la secuencia del sueño de Jerry, directamente inspirada en el sueño de Scottie. Un rostro que se acerca y se aleja, fondo negro y la espiral. Seguramente esta es la secuencia más elaborada y redonda de Extrañas criaturas, en ella también podemos ver ecos del cine de Kenneth Anger en Inauguration of the Pleasure Dome (1954).

 

Y ya que estamos metidos en el mundo de los sueños, el escenario tanto físico como simbólico nos lleva hasta otra película alucinada y onírica realizada dos años antes de la de Stecker, Carnival of souls (Herk Harvey, 1962). Un parque de atracciones, muertos que caminan, personas que no saben que están muertas, o lo saben y no lo quieren aceptar. Y para no salir del ambiente circense no podemos olvidar La parada de los monstruos (Freaks, Todd Browning 1932), otra de las influencias de Extrañas criaturas, no solo por el escenario sino por todos los seres que lo habitan; gitanas futurólogas, el personaje de Ortega, los zombies escondidos, todo un grupo de outsiders que no tienen lugar en la sociedad, pero sí en un circo.

Pero también es una película en la que aparecen zombies. Encontramos ecos de Yo anduve con un zombie (I walked with a zombie, Jacques Torneur, 1942) en el hecho de utilizar el vudú para apropiarse el alma de una persona, convertirla en zombie y utilizarla en contra de su voluntad. Y también hay algo en sus imágenes de La isla de las almas perdidas (Island of lost souls, Erle C. Kenton 1932), sobretodo en el aspecto físico de las criaturas, zombies en la de Steckler, experimentos con humanos y animales en la de Kenton.

¿Es posible que una película como esta haya influido en otras posteriormente?

Quizás podríamos encontrar el mismo parque de atracciones, unos personajes igual de “freaks” y a una Madame futuróloga similar en La casa de los horrores (The Funhouse, Tobe Hooper 1981). Y ¿por qué no? También podríamos encontrar la espiral como elemento que trastorna e induce a un hombre a cometer asesinatos como en Angustia (Bigas Luna, 1987), película en la que el personaje de Zelda Rubinstein no deja de ser otra Madame escondida en su circo particular que es su gótico hogar. ¿No se parece el extraño asesino de Amenaza en la sombra al personaje de Ortega en Extrañas criaturas? ¿Y no nos recuerdan el maquillaje de los rostros deformados de los zombies de Stecker al rostro de John Hurt de El hombre elefante (The elephant man, David Lynch 1980)? Por cierto, otra historia que transcurre en el malsano ambiente de los “carnivals” o ferias ambulantes…

Madame Extrañasespiral y zelda

Zombies deformadosEl hombre Elefante

Hay una secuencia que quiero destacar de esta película que tiene que ver con el fatalismo que la recorre y que de nuevo me recuerda a Vértigo. Después de cometer el primer asesinato y de ser inducido por la espiral de Madame Estrella, Jerry camina desorientado por las calles de San Francisco. En ella vemos el plano de un tranvía bajando una calle, en otro vemos a Jerry mirando desde un puente y a continuación el plano subjetivo del vacío que ve Jerry. Después sigue un plano hecho desde un tranvia que baja en el que se ve a Jerry caminando desorientado.

Todos estos planos trabajan la idea de la muerte y del suicidio. Una serie de plano que acompañados de una balada que parece extraída de un spaghetti western  anticipan de una manera muy elegante y sensible el triste final que sucederá en la playa.  A su manera tamibén hay sutileza en esta obra.

Y tras todos estos datos y estas reflexiones, ¿qué función tienen las diversas actuaciones musicales que hay en la película? Pues sigo sin saberlo. Tan solo sé que a pesar de no tener nada que ver con la trama, de estar rodados en planos generales con algunos insertos tan teatrales como funcionales, y que cuando se trata de bailes grupales sus protagonistas carecen totalmente de ritmo, estos números musicales hacen de esta película algo realmente único, sincero y honesto. De alguna manera le dan sentido.

Van ustedes a presenciar  el ESPECTÁCULO TOTAL. Una historia de terror,  amor, humor, las chicas más guapas y bellas del mundo, los cantantes y melodías más de moda y todo en color. Cine, teatro, circo, atracciones, todo esto y mucho más en una sola película, una película que se estrenó en su momento en el formato de: TERRORAMA!

 

Estas últimas semanas he tenido el placer de leer vorazmente el libro Neoculto, el libro imprescindible sobre el cine de culto. (Ángel Sala y Desirée de Fez Coordinadores, Calamar Edición & Diseño, S.L.)  En este magnífico libro que constituye una atuéntica enciclopedia sobre el cine de culto son preguntados gran cantidad de críticos, escritores y realizadores por cuales son sus pelíuclas de culto. Si hoy le preguntaran al fallecido Joan Lluís Goas seguramente respondería que Extrañas criaturas es una de ellas.

Buena luna, criaturas de la noche.

About Descatalogado

Miguel Arjona es Descatalogado y muchas más cosas. Además de su empeño por catalogar cine olvidado en viejas cintas de vhs, Miguel es guionista, realizador, crítico de cine y profesor de cine en FX ANIMATION Barcelona 3D & Film School. Después de estudiar una carrera universitaria que no tiene nada que ver con el mundo del arte, enfermería, decidió adentrarse en el séptimo arte y estudiar cine. Un año en el IDEP y luego dos más en el CECC, en las que estudió guion y dirección. Después de escribir y dirigir varios cortos en 2005, Miguel tuvo la oportunidad de ser director de ESTUDIODECINE, un cargo que ha ocupado durante diez años. Desde entonces, compagina su trabajo en el mundo de la docencia con la producción de varios largometrajes (Párking, La Manada), la escritura de guiones y la realización de cortometrajes y videoclips.
This entry was posted in Cine de terror, Serie Z and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s