¿POR QUÉ RUMBLE FISH? ¿POR QUÉ?

El tiempo, el azar y peces de colores

No se en que momento decidí que mi película favorita iba a ser La ley de la calle (Rumble fish, Francis Coppola 1983). Mi devoción por este largometraje arranca en la adolescencia por varios motivos, y a pesar de que durante un tiempo varios largometrajes peleaban como peces de colores por ganar esa batalla, un día me decidí por ella. Podría haber sido Con faldas y a lo loco (Some like it hot, Billy Wilder 1958), Grupo salvaje (The wild bunch, Sam Peckinpah 1969), La mosca (The fly, David Cronenberg 1986), Vértigo, de entre los muertos (Vertigo, Alfred Hitchcock 1960) , y un larguísimo etc; tan largo que puede llegar a ser interminable. El número de películas que llegan a mis ojos cada vez es mayor, uno acumula más experiencia y puede que sea más selectivo o más exigente. Pero si con dieciséis años llegas a la afirmación de que ya tienes una película favorita, entonces ¿qué te queda el resto de tu vida? ¿enfrentarte a películas que van a ser siempre inferiores? ¿llegar un día a la conclusión de que estabas equivocado? ¿cambiar de película favorita?

Es una pregunta que quiera uno o no va apareciendo a lo largo de tu vida, ¿por qué Rumble Fish? ¿por qué?

rumble fishAntes decía que hay varios motivos que me hicieron sentir fascinación por Rumble fish en la adolescencia: primero una predisposición inducida por la educación pública de mi etapa en el instituto. Pertenezco a una generación que tuvo como lectura obligada tanto Rumble fish (1975) como Rebeldes (1967), ambas novelas juveniles de Susan E. Hinton y ambas adaptadas al cine por Francis Ford Coppola, por lo que los universos de adolescentes rebeldes, las bandas callejeras, los peces de colores, los chicos de las motos, eran ya un universo que se había inoculado en mi sistema nervioso central.El hecho de ser de un pueblo del extrarradio barcelonés y haber pasado la infancia y la adolescencia correteando por las calles aumentó esa predisposición a la temática callejera.

El otro de los motivos es la presencia de Mickey Rourke, un actor al que admiraba e idolatraba. A finales de los ochenta y principios de los noventa muchos queríamos ser como Mickey Rourke: guapo, transgresor, radical, un rebelde o mejor dicho, un outsider. Y tras ver su papel en Rumble fish, ¿quién no querría ser como el Chico de la moto? Aunque a medida que uno veía la película más y más veces uno se preguntaba si quizás era mejor ser Rusty James y tener alguna oportunidad de cambiar las cosas, o al menos de cambiarse a uno mismo.

A medida que fue pasando el tiempo y se iban sumando los visionados aparecieron aspectos que cada vez me resultaban más interesantes. Rumble fish es una película donde cada plano intenta transmitir una idea, una sensación, ese es el motivo por el que su planificación es tan variada y asimétrica. Podemos encontrar secuencias resueltas en primeros planos, otras que juegan con largos y preciso travellings que recorren espacios y personajes, sombras en las paredes, sombras en los edificios, planos filmados con nerviosa cámara en mano, planos que utilizan la profundidad de campo de una manera tan exagerada como expresiva tal y como lo hubiera hecho Orson Welles, juegos con el montaje y con los diferentes niveles tanto del audio como de la banda sonora, infinidad de recursos para transmitirnos una historia, un universo, el mundo desde el prisma de El chico de la moto… ¿cine experimental? ¿Cine expresionista?, ¿cine expresivo?

Profundidadrumble boys

Ha pasado tanto tiempo, tanto tiempo y tantos visionados que al final uno acaba descubriendo que ante todo Rumble fish es una reflexión sobre el tiempo. Solo recuerdo una cosa de la novela, y es que comenzaba en el punto en el que termina la película. A modo de flashback, Rusty James nos relata la historia en un recurso muy propio del cine negro americano de los cuarenta y cincuenta. Por el contrario Coppola lo hace de forma lineal y consigue que el tiempo aparentemente no tenga un punto final.

Otro reloj en sueñoReloj en el cole

La idea del tiempo también está expresada por la incontable cantidad de relojes que aparecen en el filme: relojes de pared, de muñeca, miradas a relojes y varias secuencias que juegan con el tiempo y para el tiempo. En una de ellas mientras los amigos de Rusty James esperan impacientemente su llegada para la pelea que tiene lugar aquella noche y miran sus relojes, Rusty James hace el amor con Patty en la casa de ésta: un reloj de pared avanza el tiempo y preside su encuentro amoroso, un par de elipsis se suceden, Rusty James se duerme, se despierta, pregunta la hora, llega tarde. No sabemos realmente el tiempo que ha pasado respecto a las dos secuencias que se van alternando: los amigos esperan impacientes y es de noche, faltan minutos. Pero en casa de Patty ellos ven la tele, hacen el amor, Rusty James duerme, ¿ha pasado el mismo tiempo en las dos escenas?

Nick y el relojHacen el amor

Y tras haber visto esta gran cantidad de relojes durante el filme, nos encontramos con una curiosa secuencia en la que el sargento de policía (principal enemigo del Chico de la moto) y Rusty James conversan apoyados sobre un gigantesco reloj. En todo momento la sensación de que el tiempo atrapa a los personajes está presente.

Reloj lejanoreloj gigante

Los protagonistas hacen continuas referencias al pasado; a como fueron las calles cuando había bandas, a la infancia, a los motivos por los que los fueron abandonados por su madre, pero por otra parte se esfuerzan en  proyectar el tiempo hacia el futuro, deseando modificarlo y guiarlo, en especial a través de la obsesión de Rusty James en preguntarse y  preguntar a los demás si de mayor será como su hermano, si será como El chico de la moto.

Encontramos muchas secuencias en las que las nubes desfilan a gran velocidad en el cielo,  a través de los edificios o a través de las paredes, días que se convierten en noches en breves intervalos de tiempo,  el tiempo que pasa y que a la vez queda atrapado en las superficies.

El tiempo 2El tiempo 3

Curiosamente, es difícil situar la película en una época concreta, hay referencias a la cultura de los años cincuenta como el dinner y local de Benny o en la forma de vestir de Rusty James y de Smokey, pero las referencias al movimiento punky, a la música soul y a ciertas drogas podrían indicar que la trama sucede en décadas posteriores, aunque por otra parte la forma de vestir de El chico de la moto podría ser contemporánea al de la filmación de la película, o incluso a la actual.

Es una película atemporal sobre el tiempo. El tiempo que queda atrapado y el tiempo que se escapa. El tiempo atrapado en los rostros de unos actores, que han crecido, han madurado y en algunos casos tristemente han desaparecido como Chris Penn y Dennis Hopper. Y en otros casos su rostro ha cambiado tanto que es como si hubieran muerto y ahora son otros actores: Nicholas Cage,  Mickey Rourke.

“El tiempo es algo gracioso, el tiempo es un elemento particular, cuando eres joven, eres un mocoso, tienes tiempo. No tienes otra cosa más que tiempo. Pierdes unos años aquí, otros años más allá..no importa ¿sabes? Y al envejecer te preguntas: Jesús ¿cuánto me queda? Me quedan 35 veranos. Piénsalo, 35 veranos” Esta es la reflexión que hace Tom Waits en un plano picado con un reloj que marca los segundos que le hace pequeño y a la vez le atrapa, como los 35 veranos que te quedan, o como los 35 veranos que ya he cumplido.

Pero, volviendo a la pregunta inicial y que era el principal motivo de estas líneas; ¿por qué Rumble Fish? Hay una secuencia que para mi resume la esencia de esta película y a la vez supone toda una contradicción de la misma.

Matt Dillon se limpia una herida ante el espejo, Rourke le observa desde el pasillo, cuando Dillon pasa a su lado este le detiene y le pregunta ¿por qué? de forma insistente, Dillon no responde, en cambio le dice de ir a comer, y en ese momento se miran durante varios segundos sin decir nada, la mirada de Dillon está perdida como si hubiera olvidado su guión y comienza a mirarse el pecho, se siente mareado, parece estar borracho y desorientado. Rourke insiste, ¿por qué?, Dillon no entiende nada, le dice que él está bien, que le deje en paz, Rourke insiste de nuevo, Dillon acaba diciendo totalmente desesperado: ¿POR QUÉ? ¿EL QUÉ?

Este preciso instante de desconcierto es lo que siempre me ha fascinado de esta película, este momento tan extraño en el que dos personajes en absoluta desconexión se miran sin decir nada, en el que dos actores desorientados se aguantan la mirada. Uno no sabe si es un error o  si se trata de una improvisación. En una película tan estudiada y planificada, en la que se utilizan tantos recursos narrativos y estéticos que difícilmente puede dejarse al azar, esta fuga interpretativa se convierte en un momento mágico, hace que sintamos que la película está viva y que nunca ha dejado de transformarse en todo el tiempo que ha pasado desde la primera vez que la vi.

Ante todo por esta secuencia mi película favorita es Rumble Fish

About Descatalogado

Miguel Arjona es Descatalogado y muchas más cosas. Además de su empeño por catalogar cine olvidado en viejas cintas de vhs, Miguel es guionista, realizador, crítico de cine y profesor de cine en FX ANIMATION Barcelona 3D & Film School. Después de estudiar una carrera universitaria que no tiene nada que ver con el mundo del arte, enfermería, decidió adentrarse en el séptimo arte y estudiar cine. Un año en el IDEP y luego dos más en el CECC, en las que estudió guion y dirección. Después de escribir y dirigir varios cortos en 2005, Miguel tuvo la oportunidad de ser director de ESTUDIODECINE, un cargo que ha ocupado durante diez años. Desde entonces, compagina su trabajo en el mundo de la docencia con la producción de varios largometrajes (Párking, La Manada), la escritura de guiones y la realización de cortometrajes y videoclips.
This entry was posted in Imágenes recurrentes and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s